Bebida con alto poder reductor

He descubierto hace nada la que va a ser mi “bebida del verano”. Potencia los efectos para  conseguir una silueta perfecta. Reduce la celulítis, es diurética con lo que eliminas líquidos, acelera el metabolismo para quemar grasa rápidamente y como consecuencia ayuda a bajar de peso. Además me encanta el sabor y es supernutritivo,

Es una bebida que puedes preparar fácilmente en casa y que, fresquita con un toque de limón , no solo te va a saber a gloria, sino que también, afinarás tu figura a una velocidad vertiginosa.DSC00843

La puedes preparar fácilmente en casa mezclando dos ingredientes mágicos, Té verde y espirulina. Eso sí, no olvides mantener tu dieta equilibrada, evitar las grasas, azúcares y practicar ejercicio físico para que el efecto de este elixir sea mucho más potente.

Por un lado la espirulina, es un alga que ayuda en el proceso de perder peso, aumentar la energía, el metabolismo y mejora la digestión. Su ayuda para bajar de peso y estar en excelente forma este verano radica en su acción saciante en el estómago por las fibras que se hidratan y se hinchan, además de por su alto nivel nutritivo.

El té verde por su parte, es otro de los alimentos naturales de calidad que se recomienda para ayudar en el descenso de peso. Es una verdadera fuente de nutrientes y antioxidantes. Se le han concedido múltiples beneficios como, por ejemplo, la mejoría de la astenia (falta de fuerza física o muscular), de la celulitis y del sobrepeso, entre otros. Es el ingrediente perfecto para disminuir la tan temida piel de naranja.

Con la mezcla de estos dos alimentos obtendremos una poderosa bebida saludable que nos ayudará a afinar la figura. Consumida regularmente, acelera el metabolismo y favorece la quema de grasas, incluso ayuda a bajar el colesterol en sangre. Además posee propiedades diuréticas que ayudan a eliminar líquidos y toxinas nocivas retenidas en el organismo.

Preparación:

_MG_8216-Hierve 1 litro de agua en una tetera y añade té verde en bolsitas o como prefieras para preparar una infusión normal de té verde clásica.

-Con una cucharita de café añade una cucharada de espirulina en polvo.

-Para darle un sabor frutal exprime el jugo de medio limón. además te beneficiarás de los efectos antioxidantes del limón.

-Ponlo en una jarrita o en tu botella favorita (esa que te encanta llevar contigo) y añade dos o tres rodajitas de limón.

Lo suyo es que lo tomes fresquito, pon cubitos de hielo o déjalo en la nevera para que se enfríe.

Para lograr el efecto deseado lo recomendable es beber un mínimo de 6 tazas diarias.