INTERIOR DEL HABITÁCULO

El interior de nuestro habitáculo es el interior de nuestro cuerpo y algo que tenemos que tener muy presente es que está totalmente conectado. Las piezas están íntimamente vinculadas de alguna manera. No van por separado y cuando un compartimento está afectado otros acaban dañándose también. Es como una especie de dominó, cuando cae la primera ficha antes o después cae la segunda y así sucesivamente si no ponemos freno.

El interior de nuestro habitáculo podríamos decir que son nuestros órganos, nuestro sistema 2016-ferrari-488gtb-inline3-photo-659685-s-originalóseo, el sistema nervioso, el sistema circulatorio…es todo lo que está bajo nuestra piel, dicho de alguna manera, y sin olvidar que la piel también es un órgano. Todo está conectado, todo está formado por montones de células similares que necesitan materia prima para funcionar correctamente.

Piensa que para tener el interior de nuestro coche en perfectas condiciones mantenemos las piezas engrasadas, recargamos el aceite, limpiamos la tapicería, no dejamos que se acumule el polvo y lo cuidamos para que nos dure el máximo tiempo posible como el primer día.

Para cuidar el interior de nuestro cuerpo la rutina no es muy diferente.  Debemos suministrarle los nutrientes adecuados para que cada órgano trabaje correctamente, es decir, esté engrasado. Y debemos observar cuidadosamente que tipo de alimentos tomamos para no ensuciar nuestro sistema, mantenerlo libre de toxinas. Si lo cuidamos, lo mantendremos por mucho tiempo como el primer día.